martes, octubre 23

El Angel que me visitó



Dios me envió un ángel
con el que jugué a las escondidas
y siempre disfrute de su compañía.

Ahora sé que los ángeles
si te visitan, si te hablan
y también ríen.

Ahora se que ese ángel
estas arriba, cuidándome
y bajará a protegerme
cuando esté en peligro
cuando necesite fortaleza
cuando sienta que estoy triste
ese ángel siempre
me esperara arriba.


4 comentarios:

El Drac dijo...

Qué suerte tienes; el mío parece que se ha tomado unas LARGAS vacaciones.
Un abrazo

La Gata Coqueta dijo...



Te dejo este manojo de letras en el umbral de la esperanza,
para que te saluden con la voz del trovador
acompañando los anhelos, que vuelan hacia las estrellas
en busca de quimeras…

¡¡Un feliz fin de semana
Alimentando satisfacciones!!

Atte.
María Del Carmen


(Seguro que ese Ángel maravilloso siempre te dará la mano hasta que os déis el próximo abrazo...)

Mª Teresa Sánchez Martín dijo...

Tener un ángel es creer que existen, de lo contrario es imposible percibir su presencia.

Siempre tan dulces tus versos.
Un abrazo

cirugia plastica de gluteos dijo...

Hola que hermoso poema, yo creo que tengo un angel, uno muy bueno, que me apoya su mano en el hombro cuando lo necesito, y se que siempre esta.. saludos y felicitaciones por tu blog
me encanta